InicioNigeriaLos nuevos helicópteros de Nigeria y los delicados equilibrios geopolíticos

Los nuevos helicópteros de Nigeria y los delicados equilibrios geopolíticos

Las fuerzas armadas de Nigeria han firmado diferentes contratos de compra de helicópteros de ataque en los últimos años a nuevos proveedores. El resultado final será que Nigeria contará con varios modelos de helicópteros de ataque procedentes de Estados Unidos, Rusia y Turquía. Y aunque podemos deducir de los últimos contratos un alejamiento de Rusia, la reciente visita del ministro de asuntos exteriores de Nigeria a Moscú muestra que el país africano busca un equilibrio en sus relaciones exteriores.

En octubre de 2021 el presidente turco Recep Tayyip Erdoğan visitó Nigeria. En aquella ocasión se firmó un acuerdo de cooperación en materia de industria de armamento. El acuerdo incluyó la venta a Nigeria de seis helicópteros de ataque T129 ATAK, un desarrollo turco del helicóptero italiano Agusta A129 Mangusta.

El contrato fue anunciado durante la celebración de la feria aeronáutica británica de Farnborough en julio de 2022. Hasta la fecha Turquía había logrado exportar ese modelo de helicóptero únicamente a Filipinas y el bloqueo estadounidense a la exportación de los motores del consorcio LHTEC había frustrado un contrato con Pakistán. Distintas fuentes hablan de que el contrato inicial de seis aparatos podría ser acompañado de más opciones en el futuro.

Las compras de aeronaves militares están siempre en Nigeria envueltas en confusión porque de su anuncio a la entrada en servicio de los aparatos suceden toda clase de contratiempos presupuestarios. En otras ocasiones, los anuncios quedan en una declaración de intenciones que no se termina por concretar. Así, el comandante en jefe de la fuerza aérea nigeriana, el mariscal del aire Hasan Abubakar, declaró en enero de 2023 que estaba prevista la llegada de los seis helicópteros de ataque T129 ATAK para el primer trimestre del año. Aquellos planes estaban acompañados de la llegada de tres drones armados Wing Loong de origen chino, cuatro aviones ligeros para misiones de vigilancia Diamond DA-62 y dos bimotores Beechcraft 360 King Air.

Según informó Jon Lake en el portal especializado key.aero en noviembre de 2023 en realidad no fue hasta mayo de 2023 que el primer grupo de militares nigerianos se desplazó hasta Ankara para comenzar su formación para operar el aparato.

El ministro de defensa nigeriano Mohammed Badaru Abubakar y el mariscal del aire Hasan Abubakar visitaron Turquía en octubre de 2023 y pudieron visitar entonces al primer aparato que lucía el numeral NAF 500.

lucía el numeral NAF 500.

La visita sirvió al ministro nigeriano para un encuentro con el ministro de defensa turco Yaşar Güler y para visitar diferentes empresas de defensa como ASELSAN, ROKETSAN y MKE. La prensa especializada turca destacó que la visita tenía como misión garantizar la pronta entrega de los helicópteros T129 ATAK.

Inmediatamente tras la visita oficial nigeriana a Turquía, el 1 de noviembre de 2023, fueron trasladados los dos primeros helicópteros T129 ATAK desde Turquía a Nigeria mediante los aviones de transporte estratégico A400M, habituales en las entregas de material militar turco.

Finalmente, el 6 de febrero de 2024 fueron presentados oficialmente en la base aérea de Makurdi los dos primeros helicópteros T129 ATAK de la fuerza aérea de Nigeria. En la ceremonia estuvo presente el vicepresidente de Nigeria y se presentó oficialmente también un avión bimotor Beechcraft Air King 360ER.

Hasta la fecha, la fuerza aérea de Nigeria ha operado helicópteros de ataque Mil Mi-24 y Mil Mi-35, un diseño de origen soviético y evolucionado por la industria rusa tras el fin de la Guerra Fría. El último contrato por un total de 12 helicópteros Mil Mi- 35 se firmó en 2015 y se hizo público en 2019 durante una cumbre afro-rusa en Sochi.  Para aquel entonces se habían entregado seis aparatos.

La prioridad dada por el Kremlin al esfuerzo de guerra en Ucrania y la imposibilidad de acceder a proveedores occidentales por la aplicación de sanciones se ha convertido en un enorme obstáculo para la industria rusa a la hora de atender a sus clientes de exportación.  Así que es comprensible que Nigeria haya buscado nuevos proveedores de helicópteros militares. Pero aparte de Turquía, Nigeria ha buscado nuevos aparatos en Estados Unidos.

El ejército de Nigeria firmó el 28 de septiembre la compra a la empresa MD Helicopters de 12 helicópteros ligeros MD530F Cayuse Warrior Plus. El comunicado de prensa informó que la entrega de los aparatos comenzaría el último trimestre de 2023.

El anuncio del contrato por una docena de helicópteros fabricados en Estados Unidos se une a las noticias de que Nigeria también estaba interesada en el helicóptero de ataque Bell AH-1Z Viper producido en ese mismo país. En abril de 2022 fue publicada la autorización del Departamento de Estado a la exportación de 12 aparatos junto con equipos asociados, como 28 motores y 2.000 cohetes APKWS.  Que exista la autorización a la exportación no quiere decir que la venta se lleve a cabo. Pero la confirmación de que el acuerdo seguía en marcha llegó en diciembre de 2023 con la publicación de la modificación de un contrato por 32 ordenadores de misión para operar helicópteros AH-1Z de Nigeria.

La compra de tres modelos de helicópteros de ataque a Estados Unidos y Turquía podría reflejar la rivalidad de la rama de aviación del ejército y la fuerza aérea de Nigeria, cada una comprando aparatos que solapan sus funciones. Se trata de un fenómeno habitual en muchos países. Pero vemos también que los nuevos contratos alejan a Nigeria de Rusia. La llegada de nuevos aparatos supone el abandono de los planes de modernización de los Mi-24. La aparición de un aparato retirado del servicio y colocado como monumento es el primer indicio de que los modelos más veteranos Mi-24V y Mi-24P están siendo retirados del servicio, mientras que se mantendrían los más avanzados Mi-35.

En este contexto, el ministro de asuntos exteriores de Nigeria, Yusuf Tuggar, visitó Moscú esta semana y fue recibido el miércoles 6 de marzo por Serguéi Lavrov. Este último expresó la voluntad rusa de apoyar a los países del Sáhara y Sahel para que aumenten sus capacidades militares. Y anunció también una próxima reunión de la comisión militar conjunta de ambos países, además de la existencia de varias iniciativas para mejorar la cooperación militar y en materia de ciencia nuclear.

Queda pendiente ver si esa cooperación militar ruso-nigeriana se concretan nuevos contratos, ya que la experiencia muestra que en varios casos de países del Sahel sólo se tiene noticia de compras de aeronaves cuando ya está en marcha la entrega de aparatos. En cualquier caso a las fuerzas armadas nigerianas se le plantea un desafío logístico con la diversificación de modelos y proveedores. Los equilibrios geopolíticos van en detrimento de la operatividad.

ARTÍCLOS RELACIONADOS

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

LO MÁS LEÍDO

Más sobre el país

Translate »